• Fuera de stock
Serpentina
Serpentina
  • Fuera de stock
Serpentina
Serpentina

Serpentina

Los colores de la serpiente están desordenados! ¿Quién puede ayudar a ponerlos en orden? Rojo con rojo, azul con azul, amarillo con amarillo...

Un sencillo y vistoso juego con asociación de colores, tipo dominó, para empezar con los juegos de reglas.

Incluye:

50 Cartas de Juego y 1 Reglamento

Mercurio
MEA0006
6 Artículos
10,95 €
Cantidad
Disponible

¡Apresúrate! Solamente 6 ¡Artículo(s) dejado(s) en stock!
  Asesoramiento: Llámanos si tienes dudas y te ayudamos a elegir
  Envíos en 24/48H: Te llamamos antes para asegurar la entrega
  Envíos Península y Baleares: GRATIS desde 49,95€. Península sólo 4,95€. Consultar
  Pago Seguro: Puedes pagar también con Apple Pay, Google Pay o Bizum
  Envuelto para Regalo: Cuidamos los detalles y personalizamos tu pedido ¡¡GRATIS!!
Descripción

Objetivo:

Todos los niños tienen que intentar formar serpientes, lo más largas posibles. Una serpiente siempre consta de tres partes: cabeza, cuerpo y cola. El niño que consiga más cartas gana el juego. 

Cómo se Juega:

Un jugador al azar baraja todas las cartas y las coloca boca abajo en forma de abanico sobre la mesa.
A continuación, saca una carta del abanico y la coloca boca arriba en el centro de la mesa. 

Empieza el niño más joven. Los demás continúan siguiendo el orden de las agujas del reloj. El niño que empieza coge un carta de las que están boca abajo. Sólo podrá prolongar una serpiente si la carta que ha cogido casa con otra carta de serpiente en la mesa. Si un niño saca una carta y no se corresponde con ninguna carta de serpiente en la mesa, situará ésta en la mesa en un lugar visible y cerca de las otras cartas, sin prolongar ninguna serpiente. Las cartas que se saquen pueden colocarse en cualquier serpiente de la mesa. Una serpiente puede prolongarse en ambas direcciones. Si un jugador coloca una cabeza o una cola, evidentemente, la serpiente no podrá ser prolongada en esa dirección. Una serpiente sin cabeza ni cola es una serpiente incompleta.

Una serpiente está completa cuando tiene cabeza, cola y, al menos, una parte de cuerpo. Una serpiente completa no tiene por qué tener todos los colores. Lo importante es que los colores casen.
Cuando un niño completa una serpiente, ya sea colocando una cabeza o una cola con el color correspondiente en la parte "abierta" de la serpiente, puede cogerla y colocarla en la mesa delante de él. 

El juego termina tan pronto como se terminen las cartas que están boca abajo. Si el jugador con la última carta puede completar una serpiente, tiene permiso para coger la serpiente y colocarla enfrente de él. A continuación, se cuentan todas las cartas enfrente de cada jugador. El jugador que tenga el mayor número de cartas gana la partida. Si dos o más jugadores tienen el mismo número de cartas, gana el jugador con la serpiente más larga.

Detalles del producto
Mercurio
MEA0006
6 Artículos
Nuevo

Ficha técnica

  • Brigitte Pokornik
  • de 4 a 99 años
  • 2 a 6
  • 10 min